Tienda » BLOG » Killer Instinct: Un claro ejemplo sobre la especulación.
Killer Instinct: Un claro ejemplo sobre la especulación.

Killer Instinct: Un claro ejemplo sobre la especulación.

Seguramente a todos los coleccionistas nos haya afectado en más de una ocasión uno de los grandes defectos del capitalismo, esto es, la especulación en los videojuegos. Este artículo tratará este asunto peliagudo que a todos nos disgusta.

ÍNDICE

Introducción.

Killer Instinct no es el único juego con el que se especula, pues tenemos ejemplos claros como, entre otros, Whirlo. No obstante, puede resultar ilustrativo ponerlo como ejemplo para analizar la situación del elevado coste de los videojuegos antiguos.

El videojuego Killer Instinct para la Super Nintendo es un claro ejemplo sobre este tema. Los precios que se tratarán a continuación son a fecha del 1 de septiembre de 2021.

En efecto la disparidad de precios según tenga caja o no, instrucciones o no, tenga el CD-ROM de música o no, o sea la versión americana o PAL son tan grandes que incita a la reflexión.

Versión europea del Killer Instinct.

La versión europea contempla los siguientes precios; el cartucho en concreto, es decir, sin caja ni manual cuesta 12,44 dólares. Si está completo tiene un valor de 33,60 dólares. De momento no parece mucho la diferencia entre el cartucho y completo, y siendo un gran juego como es este, resulta hasta atractivo hacerse con él.

La caja sin más nos costaría adquirirla por 16,51 dólares, y el manual por 4,53 dólares. Si al coleccionista le falta la caja o el manual, ya sea porque se le estropeó, o porque su madre se lo tiró al cubo de la basura cuando era niño, no resulta difícil completarlo. Sin embargo si nos vamos al juego completo y sin usar, ya cotiza por 108,28 dólares, ¡MÁS DEL TRIPLE!

Caja por detrás de Killer Instinct de la Super nintendo.

Versión americana del Killer Instinct.

Pero lo que resulta curioso es comparar estos precios con la versión americana. Curioso porque los cartuchos europeos hace unos años tenían un precio superior a los americanos o japoneses. Yo tengo la opinión de que los europeos, sobre todo los españoles, empezamos antes a coleccionar. En la actualidad la versión NTSC tiene un valor superior. Veamos estos precios.

El cartucho tiene un coste de 16 dólares, siendo una diferencia pequeña con respecto a la versión PAL, tan solo de 3,66 dólares. Es al ostentar la condición de completo cuando se diferencia en el precio, pues alcanza la cifra de 79,88 dólares, es decir, 46,28 dólares de diferencia. Vamos que la versión NTSC cuesta más del doble que su homónima PAL.

Cartucho de Killer Instinct de la Super nintendo.

Ya si nos vamos al estado «sin usar» en esta versión americana, tendremos que pagar por él 216,3 dólares. ¡CASI EL TRIPLE! Por lo menos la caja suelta tan solo cuesta 19,31 dólares, y el manual en inglés 12,21 dólares.

Pack Killer Instinct y Super nintendo.

Pero este artículo no acaba aquí, pues una vez hemos podido apreciar los precios del juego, vamos a pasar a ver el valor del pack de la consola Super nintendo con el videojuego. El ejemplo es de la consola americana. Empecemos.

El pack sin caja ni manual, pero con sus cables y con el juego, cuesta 123,49 dólares. Sale más a cuenta comprarse el juego y la consola por separados, total poco importa puesto que sin caja ni manual todas las consolas son iguales. Ya tendríamos que irnos a los 360 dólares para adquirir el pack completo, y si nos vamos al estado «sin usar» desembolsaremos la friolera cifra de 819,4 dólares.

Para la caja de este pack tendremos que pagar 144 dólares. ¿Por un pedazo de cartón? Y para el manual, que no vamos a leer puesto que todo el mundo sabe conectar los cables, 90 dólares. Parece algo surrealista.

Manual de instruciones de Killer Instinct de la Super nintendo.

Conclusión.

Ahora toca volver al cartucho en su versión PAL y hacer una pequeña reflexión, puesto que esta situación cada vez va en aumento, pues el pasado día 12 de agosto costaba completo y nuevo algo menos de 100 dólares, por lo que en unos días ha aumentado en algo más de 10 dólares, donde si seguimos así, y echando cuentas, al final del año aumentará de valor en 80 dólares, si consideramos este aumento como progresivo claro. Sobran las palabras…

La conclusión es que en la actualidad sale caro coleccionar, a menos que tiremos por plataformas como la Mega Drive, con juegos cásicos como por ejemplo el Sonic, que completo y usado tan solo cuesta 10,25 dólares. Y este no es el único gran juego que tiene un valor asumible.

CD-Rom de música de Killer Instinct.

Seguramente el valor de los juegos de la Super Nintendo sea superior a la de la Mega Drive porque existan menos juegos de aquella completos, ya sea porque la caja al ser de cartón se deterioraba con mayor velocidad, o porque a muchos de nosotros tan solo nos interesaba el juego en sí, y tirábamos esa caja que tanto nos molestaba, y ahora queremos adquirir con tanta determinación.

Pero si nos encaprichamos de la Super Nintendo tendremos que pasar por caja. Y no digamos si nuestra plataforma soñada es la Neo Geo.

La pregunta que cabe hacerse es si vale la pena coleccionar. Eso dependerá de la capacidad adquisitiva que tengamos, de la plataforma que nos guste y del grado de añoranza que tengamos, porque la nostalgia se paga, y a veces sale cara.

COMPARTE:

2 comentarios en “Killer Instinct: Un claro ejemplo sobre la especulación.”

    1. Buenas JM. Pues existen cartuchos dorados en la NES, que por existir pocos al ser de competición, es decir, de la Nintendo World Championships que Nintendo organizaba en los años 90, por los que se han llegado a pagar entre 20.000 y 100.000 dólares, dependiendo de en que año se subastaron. Está claro que el coleccionismo no solo es el juego en sí, si no lo que cueste de conseguir, y cuanto más raros, más los queremos. Gracias por tu aporte, saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio