Tienda » BLOG » Krusty’s Super Fun House: Un muy buen juego infravalorado.

Krusty’s Super Fun House: Un muy buen juego infravalorado.

Intro de Krusty's Super Fun House de la Super nintendo.
Hi, Krusty!

¡La mansión de Krusty está llena de ratas!

ÍNDICE

Introducción.

Todos recordamos aquel mítico primer número de la revista Hobby Consolas, donde en su portada aparecía la imagen de Bart Simpson. En un primer momento se barajó la imagen de Sonic, pero este recién creado personaje de SEGA no alcanzaba la popularidad de la familia Simpsons, por lo que los redactores decidieron finalmente el icono que todos conocemos, y el resto es historia. Acclaim ha realizado el mismo truco en este Krusty’s Super Fun House.

Bart machacando ratones en Krusty's Super Fun House de la Super nintendo.
La máquina machacaratones de Bart.

Si bien el juego inicialmente se titulaba Rat-Trap bajo la compañía que lo desarrolló, esto es, Audiogenic, fue posteriormente bajo la batuta de Acclaim, allá por 1991, cuando se le hizo el lavado de cara, dándole una estética «a lo Simpson». Y es que Rat-Tap no funcionó bien desde el punto de vista comercial, y los Simpsons estaban de moda en aquel momento, y al igual que la mencionada revista Hobby Consolas, Acclaim supo aprovechar el tirón.

Incluso a Nintendo se le ocurrió el mismo truco, pues su Super Mario Bros 2 fue en sus inicios otro videojuego que supo aprovechar la fama del fontanero bigotudo. Es por ello que la segunda entrega es tan diferente del resto.

Ratones volando en Krusty's Super Fun House de la Super nintendo.
En ocasiones habrá que tener en cuenta los ventiladores de la mansión.

En esencia este juego podría haber sido protagonizado por cualquier personaje, y su estructura tipo puzle, mezclado con las plataformas, no hubiese cambiado en absoluto. Es decir, que si cambiaramos a Krusty por Spiderman o Batman el juego sería el mismo (aunque igual de divertido).

Gráficos de Krusty’s Super Fun House.

Los sprites son bastantes sencillitos y pequeños, el fondo simplón y un poco vacío, pero cumplen con la estética de Los Simpsons. Que nadie se espere ninguna maravilla visual, pero cumple.

De nuevo, Bart machacando ratones en Krusty's Super Fun House de la Super nintendo.
No siempre será tan fácil como dejar un bloque como escalón.

Sonido de Krusty’s Super Fun House.

En cuanto a la música se hace repetitiva, pues en cada fase compuesta de varias puertas, será la misma, es decir, una sola música por fase, con lo que conseguirá hartarnos un poco. Ahora bien, es animadilla y pegadiza, al menos al inicio, y aunque no son melodías sacadas de la serie, sí podrían ser de la misma, ya que no desentonan.

El sonido acompaña bastante bien al juego con las risas burlonas y las bocinas de payaso. Todos los sonidos rebosan simpatía, como por ejemplo cuando Krusty «se pega un buen castañazo».

Tuberias para conducir a los ratones a su exterminio en Krusty's Super Fun House de la Super nintendo.
¡Cuidado! ¡Que no se caigan las ratas!

Jugabilidad y adicción de Krusty’s Super Fun House.

El juego básicamente consiste en ir manejando a Krusty el payaso, puerta por puerta (hay varias en cada fase), y eliminar a las ratas. Estas irán caminando sin parar y en línea recta, muy al estilo del juego Lemmings, eso sí, con la diferencia de que en este juego se les trataba de proteger, y no de exterminarlos. «Al final del túnel» nos aparecerán viejos conocidos como Bart, Homer, el actor secundario Bob, etc., que serán los encargados de machacar a estas ratitas con una máquina de lo más curiosa.

Tortazo de Krusty en Krusty's Super Fun House de la Super nintendo.
Una vida menos para Krusty.

En ocasiones tendremos que reparar una tubería para que los ratones puedan pasar sin caerse, en otras tendremos que ir deprisa antes de que los ratones lleguen y caigan por un hueco, en otras encontrar un pasadizo secreto, etc.

Pasadizos secretos en Krusty's Super Fun House de la Super nintendo.
A veces los pasadizos secretos serán necesarios para completar la misión. En otras tendrán la finalidad de llegar a una fase de bonus.

Una cosa que hace rejugable este juego son sus pasadizos secretos, donde tendremos que romper paredes con bolas que lanzaremos como si de un cañón se tratara.

Rasca y Pica en Krusty's Super Fun House de la Super nintendo.
Cuidado con que no se caigan los ratoncitos, pues en esta pantalla se quedarán atascados en el hueco, y no habrá manera humana de sacarlos.

A lo largo de las pantallas Krusty contará con diversas armas, siendo la más habitual las tartas, para acabar con todos sus enemigos. No obstante, el jugador tendrá que hacer un uso racionalizado de estas armas, pues se agotan. Krusty tendrá que tener cuidado con no caer de las alturas, o no dejar que los enemigos le ataquen, pues nuestro protagonista solo aguantará unos pocos golpes, que dejarán a este muy cansado.

Bocinas de payaso en Krusty's Super Fun House de la Super nintendo.
Como la promoción «Gran Sinpa» de Media Markt, ¡Coge lo que puedas!

Controles.

La dificultad es escalable, es decir, irá en aumento a medida que avancemos, eso sí, con la excepción de la primera fase, siendo esta muy fácil de superar. De esta manera el jugador se introducirá en la mecánica del juego sin frustraciones en su control, que por otra parte es de lo más sencillo, contando con disparo y salto (solo podremos coger un solo objeto).

Fontanería Krusty las 24 horas en Krusty's Super Fun House de la Super nintendo.
Las diversas crisis económicas sufridas han llevado a Krusty a trabajar de fontanero.

Una cosa de agradecer en este juego es que funciona por códigos para continuar con la partida. Todos sabemos lo frustrante que era que el juego no contemplara el guardado de partida, y tuviéramos que perderla cuando se apagaba la consola. Cada vez que Krusty termine con una fase, se nos dará un código de la siguiente pantalla, para así comenzar desde esta. Aunque es de mencionar que se tiene que comenzar desde el principio de la fase, y no desde donde nos hallamos quedado.

Krusty cansado en Krusty's Super Fun House de la Super nintendo.
¡Tocado y hundido!

Conclusión.

En resumen, juego muy adictivo, y todo un reto para el intelecto del jugador, que si bien nada tiene que ver con Los Simpsons, no por ello pierde atributos. Además conserva toda la simpatía del personaje, y eso a pesar de que los gráficos no son ninguna maravilla.

A pesar de no cuajar en su época (en El Corte Inglés de alicante se terminó liquidando por 1.500 de las antiguas pesetas), ha envejecido muy bien, y eso a pesar de tener unos gráficos que parecen ser de 8 bits.

Como artículo de colección es muy aconsejable dado que a pesar de ser una rareza, no resulta caro.

Password en Krusty's Super Fun House de la Super nintendo.
Código para comenzar la segunda fase.

Juego muy recomendable, y estimulante de jugar.

COMPARTE:

2 comentarios en “Krusty’s Super Fun House: Un muy buen juego infravalorado.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio