Tienda » BLOG » Arcade Vintage: ¿Crónica de una muerte anunciada?
MovieShop.es

Arcade Vintage: ¿Crónica de una muerte anunciada?

MovieShop ha estado con Arcade Vintage en Petrer, y hemos hablado con su nuevo presidente.

Arcade Vintage

ÍNDICE

Arcade Vintage: Introducción.

Si Marty McFly y el Dr. Emmett Brown del film Regreso al Futuro montaran en su DeLorean y quisieran jugar a las recreativas, a buen seguro viajarían a los años 80 o 90 para ir a los salones recreativos. En la actualidad, no hace falta viajar al pasado, tan solo hay que visitar Petrer, en Alicante, más concretamente a la asociación cultural sin ánimo de lucro Arcade Vintage.

Cualquier aficionado a las recreativas, y que tenga alrededor de 40 años, recordará aquella maravillosa época dorada de los arcades (aunque eso no quiere decir que a Arcade Vintage no vayan personas de todas las edades, pues hay gente que tiene curiosidad por la historia de las recreativas).

Allá por la década de los años 80 y 90 no era tan fácil tener una videoconsola doméstica, de manera que cualquier niño o adolescente (y algún que otro adulto), jugábamos introduciendo una moneda de 25 pesetas a estos arcades.

Tan pronto como alguien se ponía a jugar a la máquina, se formaba un corrillo de niños alrededor de la misma, algunos deseosos de aprender algún truco que provocara que sus partidas se alargaran más, pues estos arcades estaban hechos para que te consumieran las vidas y tuvieras que volver a gastar dinero. Cualquiera que haya jugado al mítico juego Ghost´n Goblins sabrá de lo que hablo.

En esa época dichos arcades estaban, o en los bares, o en salones recreativos. Sin embargo, con la aparición del CD-Rom y la primera PlayStation, cada vez era más fácil tener una consola en casa con la suficiente potencia para que nadie se molestara ya en jugar a los arcades. Los salones recreativos iban cerrando, y las máquinas quedaron relegadas al ostracismo.

El juego online acabó por rematar a las máquinas recreativas, que acabaron amontonándose y cogiendo polvo en los rincones de los trasteros. Pero los arcades no murieron aquí…

Arcade Vintage

La asociación Arcade Vintage.

Empezaron a aparecer foros donde la gente aprendía a conseguir y reparar máquinas. Conectando un ordenador al arcade, se podían jugar a todos los juegos habidos y por haber.

Una de esas personas fue Jose María Litarte, anterior presidente de Arcade Vintage, cuya ilusión de tener una máquina para jugar con su hermano y amigos le hizo adquirir una recreativa. Sin embargo esto no terminó con solo una máquina, sino que empezó a comprar varios arcades más. Viajando por España y Europa, comenzó a conseguir todo tipo de arcades que iba almacenando en el local de su madre.

Y así empezó la asociación de Arcade Vintage, cuya misión fue la conservación de una parte de nuestra cultura. Cualquiera que haya vivido esa época, podrá revivir la experiencia original en Arcade Vintage. Tan pronto como se entra por la puerta, es como si se cogiera el teletransportador de Star Trek y se entrara en un salón recreativo de los años 80 y 90.

La experiencia es exactamente la misma, las luces, la mezcla de todos los ruidos y música de los arcades, la decoración… («teletransportame Scotty»). En Arcade Vintage se ha logrado recuperar la magia de los salones recreativos a la perfección, pixel a pixel, y sin nada de emuladores, solo la experiencia original. Solo hay una pequeña diferencia, no tendremos que aguantar el humo del tabaco.

Virtual Racing SEGA
Virtual Racing

El auge de Arcade Vintage.

Arcade Vintage fue fundado en el año 2013, y hasta ahora no ha parado de crecer hasta el punto de que han montado un Museo en IBI con la asombrosa cifra de 300 máquinas recreativas, eso sin contar con las 75 u 80 de la asociación en Petrer, todo un referente en el territorio español. Los chicos de Arcade Vintage han logrado conseguir máquinas como la de Out-run, pero la cabina con el coche al completo (traída desde Alemania).

Arcade Vintage

Cada arcade tiene su propia historia. Por ejemplo, el arcade Berzerk había sido el dulce hogar de unas gallinas francesas. No todos los arcades se logran conseguir en una sola pieza y en pleno funcionamiento, pues en ocasiones, cuando se consigue la máquina, no siempre funciona, o no tiene el juego. Esta queda en un rincón a la espera de si se conseguirá la placa original del juego, pues la intención de su fundador fue siempre la de conseguir la experiencia original.

No es que los emuladores sean malos, todo lo contrario, pero de lo que se trata es de recrear la experiencia original al completo. Lo que ha hecho la comunidad que gira en torno a MAME es muy loable, pues han conseguido todos los juegos haciendo que la emulación se acerque a lo original. En una palabra, han conservado la cultura.

Sin embargo, el mueble del arcade, con su marquesina y vinilo original, también forman parte de nuestra cultura, y se tiene que conservar, algo que a la Administración nuca le ha importado. Iniciativas privadas y sin ánimo de lucro, como Arcade Vintage, están lográndolo, pero eso sí, enfrentándose a nuevos retos.

Con una cuota al trimestre de 60 euros te conviertes en socio trimestral, y eso te da derecho a dos días de juego en todas las máquinas. O con una de 100, socio simpatizante, con diez días de juego al año. Eso sin contar con la asistencia a talleres, entre otras actividades. Si tan solo quieres acudir de vez en cuando, y ser socio temporal, la cuota es de 10 euros el día, 7 euros si tienes entre 8 y 17 años. El horario es de 18:00 a 22:00 horas todos los sábados, salvo festivos. Con ello se sostienen financieramente, y pueden mantener las máquinas y cubrir los gastos.

Actualmente, cuenta con 28 socios y casi diez años de historia, todo un logro…

La ¿caída? de Arcade Vintage.

Parece contradictorio como la recopilación de todos los juegos con el emulador MAME, que es una actividad encomiable, pues es la conservación de nuestra cultura, sea al mismo tiempo quien haya dado un golpe mortal a Arcade vintage, que también trata de conservar nuestro patrimonio cultural.

En la actualidad, nunca ha sido tan fácil conseguir un arcade. Hay muchos sitios webs que lo comercializan, que si bien no son originales, la experiencia se acerca bastante. Con una Raspberry Pi conectado al arcade, se tienen todos los juegos. Esto es algo normal, pues nadie se puede permitir tener todas las máquinas en su hogar.

El actual presidente, Diego, junto con la nueva directiva, tratan de mantener a flote el sueño de la asociación Arcade Vintage. ¿Es una batalla fratricida que lucha contra lo inevitable? ¿Arcade Vintage se aferra al pasado?

Aquellos que hayan visto la película el Último Samurái recordarán como el general Katsumoto luchaba para que los samuráis no quedaran en el olvido. El descubrimiento de la pólvora, hizo que estos soldados de élite quedaran obsoletos.

Al igual que la pólvora sustituyó a las katanas, los emuladores están sustituyendo a los arcades originales.

Master System II, Mega Drive de SEGA, Atari.

Conclusión.

¿Está Arcade Vintage condenado a desaparecer? Mi opinión personal es que no, y lo pienso por lo siguiente:

No hay empresa u organización que no se enfrente a alguna crisis interna. Esto lleva a dos situaciones, la primera es que la entidad desaparezca, y la segunda es que el organismo se renueve y crezca. Si seguimos con la metáfora de The Last Samurai, se podrá apreciar que estos no han desparecido, pues en el Japón actual existen escuelas de samuráis, donde se aprende Kembu (por ejemplo en Kioto).

Aunque la comunidad física de Arcade Vintage es acogedora, Diego también lo es (además es de fácil palabra), creo que el futuro va en dirección a la creación de una comunidad digital. Pienso que Arcade Vintage debe de pivotar hacia ella, en todos los sentidos, con la creación de un foro, red social propias, revista digital, incluso su propia academia virtual (y/o presencial), muy al estilo de la escuela de Kioto de Kembu.

Con la creación de esta comunidad digital no estoy diciendo que desparezca la física, y que por lo tanto dejen de reunirse y acabe ese buen ambiente que tienen, sino que aquella retroalimente esta, y se potencie así la marca de Arcade Vintage en Internet.

Aunque es buena la idea que Diego me comentó de hacer videotutoriales, donde se muestre la reparación de las máquinas en YouTube, creo que deberían hacerlo como formación, y monetizarla. Quizás, y como me dijo el actual presidente, el futuro pase por pivotar hacia los pinballs. Pues bien, una opción sería ofrecer formación sobre como reparar los pinballs.

Si bien es verdad que varios de los patrocinadores del museo de Arcade Vintage, como por ejemplo la Escuela Superior Internacional de Diseño, han organizado torneos de creación de videojuegos, considero que la propia asociación debería impartir sus propios cursos, o mejor aún, promocionar a aquellos juegos indie que no han podido triunfar por carecer de publicidad, para que acaben siendo los nuevos arcades. Con ello se lograría atraer a las nuevas generaciones.

Entiendo que siempre habrán barreras legales, económicas, etc., pues el reto es muy difícil, pero no imposible, puesto que si en la actualidad existen los samuráis, ¿por qué no van a existir los arcades?

COMPARTE:

2 comentarios en “Arcade Vintage: ¿Crónica de una muerte anunciada?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio